Las máquinas expendedoras en Japón

Uno de los inventos que más me llamó la atención dentro del día a día en este país es la gran cantidad y diversidad de máquinas expendedoras que se pueden encontrar en las ciudades japonesas.

En las ciudades de España no es nada raro ver máquinas expendedoras, pero lo más habitual es encontrar bebidas o comida ligera entre sus productos. De vez en cuando, si estás en un lugar transitado como el metro o un centro comercial y encuentras alguno de estos aparatos, podrás ver que también venden otro tipo de productos como complementos para tu teléfono (cascos o fundas); o productos de higiene en los baños. Pero poco más he podido encontrar a parte de esto en las ciudades españolas que he visitado.

En Japón, sin embargo, dicen que la tasa de máquinas expendedoras es de una por cada 23 personas: en total más de seis millones de artilugios que te pueden proporcionar los productos más inesperados que puedas imaginarte.

Aquí os dejo una curiosa recopilación de máquinas expendedoras, desde las más normales hasta las más extrañas.


Máquinas expendedoras de flores


Paseando por la ciudad puedes encontrar máquinas expendedoras donde se venden flores. Como podéis ver, las hay de bastantes especies y de diversos colores, adornadas con sus cintas de raso y listas para ser regaladas al momento. Así te puedes ahorrar un viaje a la floristería o puedes darle una sorpresa a una persona querida comprando estas simpáticas plantas en plena calle.


Máquinas expendedoras de alcohol


Estas máquinas recuerdan bastante a las máquinas expendedoras españolas, básicamente son de las más comunes. Aquí se venden varios tipos de bebidas alcohólicas, sin embargo tienen la peculiaridad de que a partir de las ocho o las nueve de la noche se cierran para evitar que los menores de edad las compren ilegalmente.


Máquinas expendedoras de pilas


En un país tan moderno como es Japón, no es de extrañar el encontrar máquinas expendedoras donde se vendan pilas y baterías para la multitud de aparatos eléctricos que se utilizan día a día: ¡Quién dice que en cualquier momento no puedan agotarse las pilas de tu MP3! Pues aquí tenéis la solución al alcance de vuestra mano, y nunca mejor dicho.


Máquina expendedora de paraguas


¿Que estáis paseando por las calles de la capital nipona y de pronto empieza a llover? 心配しないで! En la esquina más próxima podríais encontrar una máquina expendedora de paraguas. Poner la moneda... ¡y listo! 


Máquina expendedora de... ¿huevos?

Esta máquina me resulta especialmente cautivadora. Una máquina donde se venden huevos. ¡Huevos! ¿Para qué querrá el japonés medio comprar huevos en una máquina expendedora? La verdad es que vender productos de alimentación básicos durante 24 horas puede ser muy útil para cuando las tiendas ya han cerrado. 

Máquina expendedora de refrescos:


Esta es una máquina expendedora de refrescos: lo más normal que podemos encontrar en cualquier país.
Lo que más me llama la atención es la presentación de los productos en esta máquina: Los envases de colores y las luces de fondo los hacen muy apetitosos a la vista y dan ganas de comprarlos. ¡Hay botellas de todos los colores, formas y tamaños!


El robot expendedor de coca-cola

Las latas de coca-cola son casi el icono simbólico de las máquinas expendedoras: En cualquier máquina que se precie encontraremos este refresco, que es posiblemente uno de los más populares (si no el más) del mundo. Pues en Japón, cómo no, también podemos encontrar simpáticas máquinas que venden este refresco, y lo venden de formas tan llamativas como esta.


Máquinas expendedoras de tabaco:


Fumadores hay en todas partes. Pero en Japón, todavía más: se dice que es el país más fumador del mundo. Aunque las leyes que regulan el tabaco son bastante estrictas, en las calles se pueden encontrar con mucha frecuencia máquinas de tabaco: ¡y mirad qué máquinas! Tienen una gama de marcas tabaqueras amplísima.


Máquinas expendedoras de arroz


Justamente lo que oís: nueve terminales donde comprar arroz. Al ser un producto básico en la dieta japonesa, es normal encontrarlo en máquinas expendedoras para poder tenerlo a mano cuando sea necesario.


Máquina expendedora de ropa interior


Sobran las palabras. Ante cualquier apuro, aquí puedes comprar tu ropa interior a cualquier hora y en cualquier momento. Eso sí, no penséis mal, no está utilizada.


Máquina expendedora de comida caliente

Esta máquina, en mi opinión, es de las más prácticas que he visto hasta ahora. Si tienes prisa y necesitas comer algo, aquí puedes comprar un menú caliente y bastante variado. No deja de ser comida basura, eso sí, pero por lo menos te ahorras las colas y el alboroto de comprar tu cena para llevar en el McDonalds.


Marine Catcher: La máquina expendedora de LANGOSTAS


 Aquí llega mi favorita. Es apasionante. Una máquina expendedora de langostas.
La imagen habla por sí misma: estás de viaje en Japón y de pronto te encuentras con una de estas. Es amor a primera vista, no puedes evitar la tentación de llevarte a tu propia tenacitas a la puerta de tu casa. Bueno, a la puerta de tu casa o a lo más profundo de la olla, porque con una langosta como esta puedes preparar un magnífico banquete.

Espero que os haya gustado esta pequeña recopilación de máquinas curiosas de Japón. Me atrevería a decir que uno no se queda indiferente después de ver los productos de todos estos artilugios, pero son desde luego divertidos y sorprendentes.

¿Qué clase de máquinas expendedoras extrañas os han llamado la atención en España o en otros países?