Ataque de gas sarín en Tokio, 1995 (4)

  • Resolución del caso

688 personas fueron transportadas en ambulancia, y unas 5 mil llegaron al hospital por otros medios. 17 pacientes estaban en estado crítico, 37 en estado grave y 984 estaban enfermos con problemas de visiones. Muchas de las víctimas, incluso hoy en día, afirman que su visión ha empeorado desde entonces. Hay varios casos donde las víctimas han sufrido estrés post-traumático y que incluso en la actualidad se sienten nerviosos o inseguros cuando tienen que subir en un tren.
Por su lenta reacción, los japoneses criticaron duramente el sistema de emergencias de Japón. Pese a las múltiples quejas de que los pasajeros no se encontraban bien, los responsables del sistema de transporte no detuvieron el tren; las ambulancias no llegaron a tiempo y muchos tuvieron que ir por sus propios medios al hospital; muchos hospitales, que no estaban enterados de lo que ocurría y por lo que no supieron reaccionar, incluso denegaron el servicio médico a varios pacientes en estado grave; y los medios de comunicación, pese a estar grabando en vídeo la situación caótica fuera de los trenes, fueron reticentes a la hora de echarles una mano a los afectados y muchos intentaron escabullirse para huir de sus responsabilidades y no tener que ayudar.
Cabe destacar que el doctor Yanagisawa Nobuo, de profesor de la facultad de medicina de la Universidad Shinshu, fue un elemento clave para salvar a las víctimas. El dr. Yanagisawa vio lo que sucedía por las noticias y supo reconocer los síntomas de inmediato, pues había sido él mismo quién se había encargado de varios afectados por sarín durante el ataque de Matsumoto, llamó por teléfono a varios hospitales y mandó por fax toda su información respecto al diagnóstico y cura a varios hospitales de la capital.

En cuanto a Aum, el ataque en Tokio fue la gota que colmó el vaso. Asahara intentó fugarse, pero la policía lo encontró. Hubieron varios juicios, en los que se lo consideró culpable de 13 de los 17 delitos de los que se le acusaba. Fue sentenciado a muerte por ahorcamiento el 27 de febrero de 2004 (aún sigue esperando la pena capital).

Hayashi Ikuo: Cadena perpetua
Yokoyama Masato: Pena capital
Hayashi Yasuo: Pena capital
Toyoda Toru: Pena capital
Hirose Kenichi: Pena capital
Kitamura Koichi: Cadena perpetua
Tonozaki Kiyotaka: Cadena perpetua
Sugimoto Shigeo: Cadena perpetua
Niimi Tomomitsu: Pena capital
Takahashi Katsuya: En busca y captura.





Artículo redactado por Sachiko Ishikawa.

ASAHI SHIMBUN, "Death sentences upheld for cultists" [Consulta: 15 de mayo de 2010]

CENTERS FOR DISEASE CONTROL AND PREVENTION, "Aum Shinrikyo: Once and Future Threat?" [Consulta: 16 de mayo 2010]

CW Terrorism Tutorial, "Historical cases of CW tutorial" [Consulta: 14 de mayo de 2010]

DISCOVERY CHANNEL, "オウム真理教-地下鉄サリン事件-Terror in Tokyo-1995" [vídeo] [Consulta: 16 de mayo de 2010]

MURAKAMI, Haruki. "Underground. The Tokyo Gas Attack and the Japanese Psyche". 1ª edición. Gran Bretaña: Vintage international, 2001. ISBN: 0-375-72580-6.

SASAKI, Sayo; "Aum victim keeps memory alive via film" [Consulta: 14 de mayo 2010]

SMITHSON, Amy E.; "Rethinking the lessons of Tokyo" [Consulta: 12 de mayo de 2010]

0 comentarios:

Publicar un comentario