¡Ganadora del concurso!

¡Hola a todos!,

¡Tenemos aquí a la ganadora oficial del concurso de Japonia:
-Curso gratuito de 15 días en nuestra academia en Tokio.
-Vuelo de ida y vuelta.
-Alojamiento.




¡¡Felicidades, Clara!!

Ataque de gas sarín en Tokio, 1995 (4)

  • Resolución del caso

688 personas fueron transportadas en ambulancia, y unas 5 mil llegaron al hospital por otros medios. 17 pacientes estaban en estado crítico, 37 en estado grave y 984 estaban enfermos con problemas de visiones. Muchas de las víctimas, incluso hoy en día, afirman que su visión ha empeorado desde entonces. Hay varios casos donde las víctimas han sufrido estrés post-traumático y que incluso en la actualidad se sienten nerviosos o inseguros cuando tienen que subir en un tren.
Por su lenta reacción, los japoneses criticaron duramente el sistema de emergencias de Japón. Pese a las múltiples quejas de que los pasajeros no se encontraban bien, los responsables del sistema de transporte no detuvieron el tren; las ambulancias no llegaron a tiempo y muchos tuvieron que ir por sus propios medios al hospital; muchos hospitales, que no estaban enterados de lo que ocurría y por lo que no supieron reaccionar, incluso denegaron el servicio médico a varios pacientes en estado grave; y los medios de comunicación, pese a estar grabando en vídeo la situación caótica fuera de los trenes, fueron reticentes a la hora de echarles una mano a los afectados y muchos intentaron escabullirse para huir de sus responsabilidades y no tener que ayudar.
Cabe destacar que el doctor Yanagisawa Nobuo, de profesor de la facultad de medicina de la Universidad Shinshu, fue un elemento clave para salvar a las víctimas. El dr. Yanagisawa vio lo que sucedía por las noticias y supo reconocer los síntomas de inmediato, pues había sido él mismo quién se había encargado de varios afectados por sarín durante el ataque de Matsumoto, llamó por teléfono a varios hospitales y mandó por fax toda su información respecto al diagnóstico y cura a varios hospitales de la capital.

En cuanto a Aum, el ataque en Tokio fue la gota que colmó el vaso. Asahara intentó fugarse, pero la policía lo encontró. Hubieron varios juicios, en los que se lo consideró culpable de 13 de los 17 delitos de los que se le acusaba. Fue sentenciado a muerte por ahorcamiento el 27 de febrero de 2004 (aún sigue esperando la pena capital).

Hayashi Ikuo: Cadena perpetua
Yokoyama Masato: Pena capital
Hayashi Yasuo: Pena capital
Toyoda Toru: Pena capital
Hirose Kenichi: Pena capital
Kitamura Koichi: Cadena perpetua
Tonozaki Kiyotaka: Cadena perpetua
Sugimoto Shigeo: Cadena perpetua
Niimi Tomomitsu: Pena capital
Takahashi Katsuya: En busca y captura.





Artículo redactado por Sachiko Ishikawa.

ASAHI SHIMBUN, "Death sentences upheld for cultists" [Consulta: 15 de mayo de 2010]

CENTERS FOR DISEASE CONTROL AND PREVENTION, "Aum Shinrikyo: Once and Future Threat?" [Consulta: 16 de mayo 2010]

CW Terrorism Tutorial, "Historical cases of CW tutorial" [Consulta: 14 de mayo de 2010]

DISCOVERY CHANNEL, "オウム真理教-地下鉄サリン事件-Terror in Tokyo-1995" [vídeo] [Consulta: 16 de mayo de 2010]

MURAKAMI, Haruki. "Underground. The Tokyo Gas Attack and the Japanese Psyche". 1ª edición. Gran Bretaña: Vintage international, 2001. ISBN: 0-375-72580-6.

SASAKI, Sayo; "Aum victim keeps memory alive via film" [Consulta: 14 de mayo 2010]

SMITHSON, Amy E.; "Rethinking the lessons of Tokyo" [Consulta: 12 de mayo de 2010]

Ataque de gas sarín en Tokio, 1995 (3)

  • Línea Marunouchi (dirección Ikebukuro) (tren B801)

Kiyotaka condujo a Yokoyama hasta Shinjuku, donde el segundo se disfrazó (se puso gafas falsas y una peluca) y montó el quinto vagón del tren B801 dirección Ikebukuro a las 07.39. Cuando el tren se acercaba a la estación de Yotsuya, Yokoyama dejó caer los paquetes al suelo y comenzó a pincharlos fervientemente, para después huir con su compañero. Yokoyama estaría tan nervioso que no acertó pinchar una de las bolsas, y la otra sólo la rompió una vez, por lo que el gas se propagó con mucha lentitud.
El tren llegó a las 08.30 a Ikebuko, donde continuó con su viaje hacia la otra dirección sin que los trabajadores de la estación removieran el paquete. Según uno de los entrevistados por Murakami Haruki, se debía a que el encargado era un estudiante que trabajaba a media jornada y que no cumplía su trabajo con la seriedad necesaria. Dos minutos después de llegar a la estación final, volvió a retomar el camino en sentido contrario, y pronto los clientes comenzaron a encontrarse mal. En Korakuen se notificó a los trabajadores de los paquetes envueltos en periódico (el sarín) y una estación más tarde, en Hongo Sanchome, los trabajadores retiraros los paquetes y fregaron el suelo del vagón. El tren llegó de nuevo a Shinjuku a las 09.09, donde siguió su camino dirección Ikebukuro de nuevo. A las 09.27 finalmente se detuvo en Kokkaigijido-mae, una hora y 40 minutos después de que Yokoyama despidiera el sarín. No hubieron víctimas mortales, pero más de 200 personas fueron heridas.

  • Línea Hibiya (dirección Tobu Dobutsu Koen) (B711T)
Después de salir de la oficina central de Shibuya a las 06.30, Takahashi condujo a Toyoda hasta Naka-meguro. Toyoda se montó en el primer vagón del tren a las 07.59 y se colocó cerca de la puerta. Dos minutos más tarde, cuando el tren llegó a Ebisu (la siguiente estación) Toyoda pinchó los paquetes y se fue.
Dos paradas más tarde, en Roppongi, una de las estaciones más concurridas del metro por la mañana, los viajeros comenzaron a sentirse mal y se abrieron algunas ventanas. Cuando el tren llegó a Kamiyacho, a causa del pánico, se evacuó el primer vagón y los afectados fueron llevados al hospital de inmediato, pero el tren siguió su camino con normalidad. En Kasumigaseki se evacuó el tren por completo. Este ataque lamentó un fallecido y más de 500 heridos.

  • Línea Hibuya (dirección Naka-meguro) (A720S)
Para demostrar su lealtad al grupo, Hayashi llevaba consigo 3 paquetes de sarín. Acompañado por Sugimoto hasta Ueno, Hayashi se montó en el tercer vagón y dejó caer los paquetes. En Akihabara, dos estaciones después, pinchó las bolsas (y, según los registros, Hayashi fue quién más agujeros hizo) y bajó del tren. Una estación más tarde el gas comenzó a afectar a los viajeros, y uno de ellos sospechó que la culpa podría ser de los paquetes. Una vez llegaron en la siguiente estación, les dio una patada y cayeron en el andén de Kodenmacho.
El charco de sarín seguía en el vagón y el tren su camino. A las 08.10, cuando salían de Hatchobori, un pasajero en el vagón afectado apretó el botón de emergencia, pero debido a que estaban en un túnel no pudieron detener el trayecto y el conductor siguió hasta Tsukiji. Cuando se abrieron las puertas del vagón, varios pasajeros se desplomaron y, al ver el estado de emergencia de la situación, el tren se evacuó y quedó fuera de servicio.
Al principio, los encargados de la estación creyeron que la causa de dicho caos había sido una explosión, y así es como se les describió a los demás encargados de las demás estaciones esta situación. Más tarde se dieron cuenta de que se trataba de un ataque con armas químicas, y a las 08.35 la línea Hibiya se cerró y todos los pasajeron fueros evacuados. Fallecieron 8 personas (entre ellos, 5 responsables de la estación) y más de 250 fueron heridos de gravedad.



En la siguiente entrada hablaremos sobre la resolución del caso

Ataque de gas sarín en Tokio, 1995 (2)


  • Ataque de gas sarín en el Metro de Tokio, 20 de marzo de 1995

El 20 de marzo de 1995 fue un día que conmocionó la capital nipona. Aum Shinrikyo había planeado atacar indiscriminadamente a los ciudadanos de Tokio, apuntando al metro (uno de los sistemas de transporte más usados) y en hora punta. Fue un desastre que muchas víctimas han calificado de "pesadilla" e "infierno". Aún a día de hoy existen víctimas del contacto con el sarín en forma de estrés postraumático o incluso de discriminación dentro de una misma empresa.
Murieron 13 personas y miles quedaron afectadas.
El modus operandi de la secta fue idéntica en los 5 casos. Diez miembros de Aum fueron elegidos por Asahara, y éstos habían entrenado y practicado dicha operación con anterioridad en su base de Kamikuishiki bajo la supervisión de Murai Hideo para demostrar a su líder que eran capaces de hacerlo.
Había dos miembros por tren atacado, uno de ellos esperaría en una estación acordada con un coche a su compañero para traerlo de nuevo a su base de operaciones en Shibuya. El otro debía comprar en un quiosco un periódico y envolver las bolsas de sarín líquido en él, después se subiría el tren indicado en el vagón indicado, y en la estación que su maestro les había dicho ellos pincharían las bolsas con la punta afilada de su paraguas. A continuación buscarían a su compañero y ambos regresarían.

Los criminales en cuestión son:
TrenAtacanteConductor
Línea Chiyoda
(A725K)
Ikuo Hayashi
(林 郁夫)
Tomomitsu Niimi
(新見 智光)
Línea Marunouchi
(A777)
Kenichi Hirose
(広瀬 健一)
Koichi Kitamura
(北村 浩一)
Línea Marunouchi
(B801)

Toru Toyoda
(豊田 亨)

Katsuya Takahashi
(高橋 克也)
Línea Hibiya
(B711T)
Masato Yokoyama
(横山 真人)
Kiyotaka Tonozaki
(外崎 清隆)
Línea Hibiya
(A720S)
Yasuo Hayashi
(林 泰男)
Shigeo Sumimoto
(杉本 繁郎)

  • Línea Chiyoda (tren A75K)

Hayashi se subió al tren A75K en dirección a Yoyogi-Uehara a las 07.48 tras cubrirse el rostro con una máscara quirúrjica (común para evitar contagios de enfermedades), y cuando llegó a la estación de Shin-ochanomizu (un barrio empresarial) soltó las bolsas. Se sabe que pinchó una sola (dejando la otra intacta), aunque según sus afirmaciones en el juzgado, no recuerda cuántas veces lo hizo. Únicamente esa bolsa mató a dos empleados de la estación de Kasumisageki (Takahashi y Hishinuma) mientras intentaban librarse del líquido (habían recibido una llamada por teléfono que les informaba de un objeto sospechoso en el tren y una "explosión" en la línea Hibiya). Una estación más tarde (Kokkai-gijidomae) se evacuó a todos los pasajeros. En total murieron 2 personas y más de 200 fueron heridas de gravedad.
Los pasajeros que fueron evacuados subieron a la superficie, y fue entonces cuando comenzó a reinar el caos. Como nadie sabía qué estaba pasando, nadie sabía cómo reaccionar, y quienes no habían visto el caos que ocurría en el metro o los medios de comunicación únicamente observaba a las víctimas sin acercarse. Las ambulancias no llegaron hasta pasadas casi dos horas e incluso una hora y media tras el ataque los hospitales no sabían nada de la situación.

  • Línea Marunouchi (dirección Ogikubo) (tren A777)

Hirose fue el encargado de despedir el gas. Ambos salieron de la oficina central de Aum a las 06.00 de la mañana en Shibuya, y se dirigieron en coche hasta Yotsuya. Hirose se montó en la línea Marunouchi hasta Shinjuku, donde se cambió a la línea de tren JR de Shinjuku y bajó en Ikebukuro (el final de la línea). Allí fue donde compró los periódicos y se montó en el tren A777. Pese a que le habían ordenado que pinchara las bolsas en el segundo vagón del tren, Hirose creyó que una estudiante lo estaba observando y decidió cambiar de vagón. Cuando llegó a Ochanomizu pinchó los paquetes con tanta fuerza que incluso dobló la punta del paraguas. Salió de la estación y fue en busca de Kitamura, que lo esperaba en coche. Momentos después, Hirose empezó a mostrar síntomas de envenenamiento, lo llevaron al hospital de Nakano (donde, en teoría, tenían afiliados de Aum) pero nadie sabía qué ocurría, y fue Hayashi Ikuo quién le administró el antídoto.
En Nakano-sakaue tuvieron que sacar a dos pasajeros (uno de los cuales fue la única víctima mortal). Debido a que la hora punta en el tren de Tokio es sumamente estresante y los intervalos entre tren y tren no superan los 3 minutos, para no afectar a pasajeros de otras estaciones y colapsar toda la línea, tras remover los paquetes no hicieron más que pasar la bayeta y dejar que el tren continuara viajando. Se detuvo el tren finalmente en Shin-Koenji.
Hubo un fallecido y más de 350 heridos.

Hirose fue el encargado de despedir el gas. Ambos salieron de la oficina central de Aum a las 06.00 de la mañana en Shibuya, y se dirigieron en coche hasta Yotsuya. Hirose se montó en la línea Marunouchi hasta Shinjuku, donde se cambió a la línea de tren JR de Shinjuku y bajó en Ikebukuro (el final de la línea). Allí fue donde compró los periódicos y se montó en el tren A777. Pese a que le habían ordenado que pinchara las bolsas en el segundo vagón del tren, Hirose creyó que una estudiante lo estaba observando y decidió cambiar de vagón. Cuando llegó a Ochanomizu pinchó los paquetes con tanta fuerza que incluso dobló la punta del paraguas. Salió de la estación y fue en busca de Kitamura, que lo esperaba en coche. Momentos después, Hirose empezó a mostrar síntomas de envenenamiento, lo llevaron al hospital de Nakano (donde, en teoría, tenían afiliados de Aum) pero nadie sabía qué ocurría, y fue Hayashi Ikuo quién le administró el antídoto.
En Nakano-sakaue tuvieron que sacar a dos pasajeros (uno de los cuales fue la única víctima mortal). Debido a que la hora punta en el tren de Tokio es sumamente estresante y los intervalos entre tren y tren no superan los 3 minutos, para no afectar a pasajeros de otras estaciones y colapsar toda la línea, tras remover los paquetes no hicieron más que pasar la bayeta y dejar que el tren continuara viajando. Se detuvo el tren finalmente en Shin-Koenji.
Hubo un fallecido y más de 350 heridos.

Más información en la siguiente entrada (fueron 5 ataques).

Ataque de gas sarín en Tokio, 1995 (1)

Hola a todos,

¿Quienes de vosotros sabíais que en Tokio, el 20 de marzo de 1995, hubo un ataque terrorista en los metros de la metrópolis? Es un ataque que está prácticamente desaparecido y del que sólo se oye hablar en contadas ocasiones durante el aniversario de la tragedia.

Antes de comenzar a hablar sobre lo que ocurrió, voy a haceros una introducción.

  • Gas sarín

El gas sarín (cuya fórmula química es (CH3)2CHO]CH3P(O)F) es un compuesto químico artificial creado en Alemania en 1938 como pesticida, incoloro e insípido, que fue también usado como arma tóxica. Se parece mucho a los pesticidas, pese a que este gas afecta directamente al sistema nervioso y sobreestimula los músculos y los órganos vitales. A partir del 3 de abril de 1991, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas declaró el gas sarín arma de destrucción masiva, y desde entonces su producción y almacenamiento está prohibido.
Varios expertos han afirmado que el gas sarín es 500 veces más tóxico que el cianuro, una gota del tamaño de la punta de un alfiler es capaz de matar a un adulto. Si la víctima entra en contacto directo con sarín (sea por inhalación o absorción de la piel a través de la ropa o por contacto directo) y no se le administra el antídoto (atropina o pralidoxima) en el plazo de un minuto el resultado suele ser la muerte. Los síntomas de envenenamiento incluyen mucosidad, opresión en el pecho y contracción de las pupilas; y, según la gravedad, podrían producirse náuseas o vómitos, pérdida del control de las evacuaciones, convulsiones y espasmos, seguidos por el coma y, finalmente, la muerte.
El gas sarín usado por la secta Aum Shinrikyo no fue tan letal como hubiera podido serlo en su estado puro, por lo que el número de víctimas fue (afortunadamente) mucho más bajo del que podría haber sido.

  • Secta Aum Shinrikyo


Shoko Asahara (nombre real: Chizuo Matsumoto) fundó la secta Aum Shinrikyo en 1984, y se basaba en las enseñanzas budistas con una fuerte influencia cristiana y las profecías de nostradamus para llegar a sus seguidores a través de grupos de yoga y meditación. Asahara incluso publicó un libro donde se denominaba a sí mismo "Cristo" y el "salvador del mundo", y predijo la fin del mundo (el armagedón) después de una Tercera Guerra Mundial contra los Estados Unidos y demás religiones. Afirmaba que únicamente sus seguidores, que gozaban de una fuerte energía espiritual, serían capaces de salvarse, ya que él los expiaría de sus pecados.
En 1990, Asahara y 24 seguidores más se presentaron en las elecciones generales en la Cámara de Representantes de Japón bajo el nombre de Shinri-tō, pero ni uno solo fue elegido.
Tenían varias instalaciones, entre ellas una muy cerca del Mt. Fuji, en Kamikuishiki, su base central, donde llevaban a cabo sus actividades ilegales a manos de los mano derecha de Asahara. Los "ministros" (después de su fallida en las elecciones generales, Asahara redistribuyó y renombró su organización, y bautizó a sus departamentos como ministerios) convivían con los demás creyentes, muchos de los cuales ignoraban lo que ocurría realmente.
El principal atractivo que parece ser que sentían los partícipes de esta secta era el carácter carismático de Asahara, y describen la capacidad del guru de aterrorizar a las personas pese a su actitud afable. Se decía que los preferidos del líder eran los hombres inteligentes y las mujeres atractivas, y se sabe que coaccionó a varias de sus seguidoras para mantener relaciones sexuales con él. Los participantes solían ser personas que se sentían desconectadas o distanciadas "del mundo", y varios entrevistados por Murakami Haruki admitían haber encontrado en Aum Shinrikyo la paz que anhelaban. Según sus afirmaciones, preferían seguir las órdenes de Asahara y donar todas sus posesiones y su sentido del ego para que éste los guiara. Incluso después del ataque en el metro de Tokio, pese a que muchos condenan y desprecia ese movimiento y en lo que se ha convertido Aum, dicen no arrepentirse de haber intentado buscar una paz interior y se alegraban de haber podido vivir una pequeña utopía personal. Aum no es malvado, dicen, Asahara lo es.

  • Crímenes llevados a cabo por Aum

En Octubre de 1898, Aum tuvo que enfrentarse a Tsutsumi Sakamoto, un abogado anti-cultos que, de haber ganado el caso, hubiera arruinado a la secta. Sakamoto hizo una entrevista con la televisión japonesa, que mostró el resultado final a la secta sin el consentimiento de Sakamoto. Un mes más tarde, el 4 de noviembre, el abogado y su familia (su esposa Sakamoto Satoko y su hijo de 14 meses Tatsuhiko) fueron brutalmente asesinados. No fue hasta 1995, cuando la secta admitió haber cometido los crímenes durante los juicios, que se pudo encontrar los cuerpos. La causa de este asesinato se desconocen, pero se teoriza que era la forma de Aum de disuadir a más abogados de interferir en sus actividades.
También hubieron intentos de asesinatos, entre los cuales destaca el famoso Kobayashi Yoshinori, un manga-ka cuyas críticas políticosociales molestaron a Aum.
La noche del 27 de junio de 1994, Aum llevó a cabo su primer ataque terrorista en la ciudad de Matsumoto, Nagano, donde murieron 8 personas y más de 200 fueron heridos. Desgraciadamente, la policía malinterpretó las pruebas y acusó falsamente a Yoshiyuki Kouno por tener una gran cantidad de pesticida en casa, cuya mujer fue una víctima y acabó en coma (murió en su coma en el 2008). Dichas falsas acusaciones le dieron el nombre del "Hombre del Gas" y recibió amenazas de muerte y mucha presión social. Después del ataque de Tokio, la policía se disculpó públicamente ante Kouno.
Un mes antes al ataque de gas, Aum secuestró a Kiyoshi Karina, el hermano mayor de una partícipe de Aum que se escapó. Lo llevaron a Kimikuishiki, donde lo asesinaron cruelmente y tiraron su cuerpo en el Lago de Kawaguchi. Se sabe que fue Aum porque Karina había estado recibiendo amenazas por teléfono preguntado por el paradero de su hermana y, poco antes de su desaparición, dejó escrito en una nota que "si desaparezco, es que Aum Shinrikyo me ha secuestrado".
El 5 de mayo, en la estación de Shinjuku, la más concurrida de Tokio por las mañanas en hora punta, se encontró una bolsa de papel en llamas. Se extinguió de inmediato, y se descubrió lo que contenía: ácido cianhídico. De no haberse apagado, el gas hubiera entrado en el sistema de ventilación y hubiera podido matar a unos 20 mil pasajeros.



En la siguiente entrada hablaremos del ataque que se produjo el día 20 de marzo de 1995.

¡Nuevo curso de verano!

Hola a todos,

Japonia ya ha puesto en marcha los preparativos para los cursos intensivos de verano. ¿Te quieres apuntar?


Para más información, haced click en la imagen superior.