20 de marzo, 2011

Hola a todos,

En la Barceloneta, delante de la cafetería "Buenas Migas", se hizo un pequeño homenaje a las víctimas del terremoto y tsunami.

Artículo escrito por Sachiko Ishikawa.
(Todo lo relatado a continuación son mis pensamiento. En ningún momento pretendo representar a Japonia)


Hablando personalmente, opino que fue un éxito. Estoy segura de que superamos las 40 personas. Puedo afirmar que incluso aquellos que no habían recibido ningún mail de aviso o visto nuestras publicaciones se acercaron y se quedaron un rato para reflexionar y, algunos, rezar.
Fue una maravilla encontrarse con tanta gente a quién le importa Japón. Hubieron algunas lágrimas, pero básicamente todo fue un silencio respetuoso o charlas amistosas entre profesores y alumnos y amigos.

Se me acercaron tres franceses de etnias distintas. Uno me consoló diciendo que era normal sentir dolor y pena, que era bueno llorar, pero que debíamos seguir sonriendo.
"Pase lo que pase, sonríe" me decía mientras yo lloraba.
"Aunque el color de nuestra piel sea distinta" decía "nuestro dolor es el mismo. Siento muchísimo lo que ha pasado".

Nunca olvidaré su consejo y sus palabras amables, igual que agradezco a todos los alumnos que se me acercaron para saludarme, además de a las profesoras de la academia. Yo soy tan solo la "recepcionista" (o secretaria, o dependienta), pero me emocionó la amabilidad de todos los visitantes.

Gracias a todos vosotros por haber venido.

Aunque, de cierto modo estoy más en paz conmigo misma "espiritualmente" hablando, soy consciente de que no es aún el momento de pasar página. Quedan aún muchas noticias por traducir, proyectos por empezar y muchos otros por terminar, a mucha gente a la que concienciar.

Este ha sido un empujón fuerte para que siga adelante para luchar y seguir afrontando lo que ya ha ocurrido y lo que nos traerá el porvenir.

A continuación, las fotografías del evento y el nombre de los fotógrafos.

Fotografías enviadas por Shiraki, Kaori:


Fotografías enviadas por Izquierdo, Mª Ángeles:



1 comentarios:

María Eugenia dijo...

Gracias, con tus palabras sencillas llegas al corazón y expresas los sentimientos que compartimos. Un abrazo sincero y continuamos mandando nuestra mejor energía al pueblo de Japón.
María

Publicar un comentario