Tanabata, las leyendas (1)

¿Quién no ha oído hablar nunca del festival japonés llamado "Tanabata"(七夕)?
Famoso por su carácter tradicional, el Tanabata es la celebración que vemos todos los veranos cuando gente de todas las edades se reúne y junta sus deseos.

Dice la leyenda más conocida que Orihime (織姫), una princesa bella y con mucho talento tejiendo, tejía y tejía a la orilla del Amanogawa (天の川) (la Vía Láctea) para su padre, Tentei (天帝), que adoraba su trabajo. A ella le encantaba, pero poco a poco la melancolía se apoderó de ella ya que se sentía sola. Su padre, consternado, le presentó a Hikoboshi (彦星), un pastor de estrellas del otro lado del Amanogawa, y ambos jóvenes se enamoraron perdidamente.
Tanta era su dedicación al otro que descuidaron sus tareas: Orihime no tejía las telas para su padre, y Hikoboshi dejó escapar su ramado, desperdigándolas por el cielo. Tentei, furioso, decidió separarlos para siempre; pero Orihime le rogó su perdón. Afligido por las lágrimas de su hija, permitió que se reencontraran el séptimo día del séptimo mes. Pero cuando llegó ese día ninguno de los dos pudo cruzar el río.

Una banda de urracas, afectados por el llanto de la princesa, prometió ayudarla a cruzar todos los años juntando sus alas y creando un puente: por eso es desolador un Tanabata lluvioso, la lluvia impide que las urracas los ayuden, y deben esperar otro año.

4 comentarios:

Edith Albrecht dijo...

Alhtough Tanabata is a legend, it has all the philosophical ingredients for a deeper reflection on love: to keep desire alive there has to be a boundery on fulfillment. Another entry well written and this time emotionally engaging until the end. There is a writer hidden here who shows her talent as intricately as Tanabata itself...

Eri dijo...

Hi,

Great blog, I really enjoyed.

Please come and have a look at my fashion blog too! If you like it, feel free to follow ;-)

PS: I'll be having an amazing giveaway to all my followers very soon, so stay tuned.

See you soon.
x

TradSir dijo...

Gran entrada, me alegro que la hayáis "reciclado" tres años después. ;-)
No sabía lo de las urracas, qué fuerte. Suerte que ayer fue un día impecable.

Basileia dijo...

Me encanta esta historia :-D

Publicar un comentario