Las reverencias - お辞儀

En Japón no es costumbre dar la mano -y mucho menos dos besos- a la hora de saludar de alguien. Una de las características que lo diferencian de los países occidentales es esto mismo: las reverencias.
Para saludar a alguien, para dar las gracias, disculparse... Este simple gesto puede tener muchos significados.

¿Por qué una reverencia? Una de las teorías explica que se debe al clima: Japón es un país caluroso y húmedo, y para evitar el contacto del sudor se creó este recurso. Además, es una muestra clara de respeto hacia el interlocutor. Al bajar la cabeza estás demostrando al otro que tiene tu vida en sus manos, siendo la cabeza la parte más débil del cuerpo. A esto se le llama 頭を差し出す – atama wo sashidas (lit. "entregar la cabeza").

La tradición de las reverencias está tan arraigada a la sociedad y es tan importante a la hora de hacer negocios, que normalmente las empresas ofrecen cursos preparatorios para los nuevos empleados donde les enseñan cuándo y cuánto inclinarse, etc.
Las reverencias se divide en 4 partes:
1) Adptar una posición elegante.
2) Mirar a los ojos al interlocutor.
3) Inclinarse.
4) Incorporarse.

También es importante saber cuándo hablar. Por norma, si se trata de un agradecimiento, primero dirás 「ありがとうございます」y después procederás con la reverencia. En cambio, si te vas a disculpar, harás la reverencia a la vez que hablas.

La forma también varía en cuanto a si eres hombre o mujer. Los hombres colocarán sus brazos a los lados, los codos ligeramente doblados, y las manos planas y tensas (es decir, los dedos no estarán doblados sino prácticamente retos) tocando las costuras del pantalón. Las mujeres, sin embargo, colocarán las manos juntas (donde las puntas de los dedos puedan tocarse) delante del cuerpo.
Los movimientos que preceden y que siguen a las referencias, tanto en el caso de los hombres y de las mujeres, serán lentos y tranquilos, casi perezosos (es decir, no habrán gestos bruscos que puedan sobresaltar al interlocutor).

La inclinación de la reverencia es también muy importante.
15º: 会釈 えしゃく Es la reverencia menos formal y a la vez la más básica. Se usa, por ejemplo, cuando te encuentras a alguien en el pasillo al que quieres saludar.
30º: 敬礼 けいれい Esta inclinación se usa especialmente en las empresas, y está dedicada a los clientes a la hora de saludar o cuando se entra o sale de una sala de conferencias o reuniones.
45º: 最敬礼 さいけいれい Este tipo de inclinación es muy respetuosa, y se usa únicamente cuando el interlocutor es alguien importante (por ejemplo, el representante de un cliente), para pedir un favor especial o para disculparse después de cometer un error grave. Se usa también en algunas ocasiones especiales familiares. Es importante no llevar nada en las manos a la hora de hacer esta reverencia.
90º: Finalmente, delante de personas de importante pública (por ejemplo, el emperador japonés) se hacen reverencias de 90º.

¡Espero que os haya servido este cursillo de reverencias!

0 comentarios:

Publicar un comentario